lunes, abril 09, 2012

Desde aquel día el té ya no me sabe igual...

BLOG ORIGINAL http://cloilet.blogspot.com/

 Hace un tiempo la escuela de karate con la que participo me invitó a un seminario japonés de un centro de salud, en él aprendimos el arte del arreglo floral (ikebana), su gastronomía, la ceremonia del té, y cómo potenciando las actividades artísticas y culturales (+ la medicina) los pacientes llevan mejor sus enfermedades sean físicas o psicológicas


Mi parte favorita fue la ceremonia del té


No sólo por la preparación en sí, ¡ese té es delicioso!
Al lado suyo, los demás, desde luego que saben a agua sucia (aún así también me encantan)


Pero lo que me fascinó fueron las mini pastitas con las que acompañan al té, y que a día de hoy sigo intentando averiguar de qué era, me tenía que haber apuntado el nombre...

Son del tamaño de una gominola, pero tienen tanto sabor como comerte un pastelito (babasss)
Para mantener mis modales me resistí de pedir por favor un termo de té para llevar y una caja de pastelitos así que a día de hoy me he quedado con ganas de más 

 He encontrado esta página/Click donde pedir comida japonesa a domicilio, pero justamente no tienen esas pastitas ni nada parecido

¿Alguien sabe de qué hablo?

¡EDITO!

Se llama Higashi, mejor conocidas como Rakugan
http://es.wikipedia.org/wiki/Higashi_%28comida%29


No se aprecia, pero es del tamaño de una moneda
¡Ahora sólo queda encontrar un sitio donde las vendan o aprender a hacerlas!

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...